Desaparecido

GABRIEL GOMEZ CAÑA, POR ULTIMA VEZ SE LE VIO EL SABADO 25 DE MARZO PASADO, A LAS 11:30 DE LA NOCHE

GABRIEL GOMEZ CAÑA, POR ULTIMA VEZ SE LE VIO EL SABADO 25 DE MARZO PASADO,  A LAS 11:30 DE LA NOCHE Orizaba, Veracruz.- Llevaba una playera negra, pantalon de mezclilla, es de complexion delgado y piel morena...Es militante del Frente Popular Revolucionario y activista de Organizaciones Sociales.

01 enero 2008

Enciclomedia: costosas mentiras


Patricia Dávila

El programa Enciclomedia, puntal de la autopromoción del presidente Vicente Fox en el último tramo de su gobierno, fue un desastre educativo y financiero: se pagaron cientos de millones de pesos por equipos que no funcionan. Además, la empresa y el gobierno federal manipularon datos para proclamar que la panacea educativa estaba en marcha… pero la realidad muestra que fue un fraude.

Hasta diciembre pasado, los pagos por los servicios de ejecución y monitoreo remoto del programa Enciclomedia, en 23 mil 709 aulas habilitadas para ello en el país, ascendieron a cerca de mil millones de pesos. Pero… los equipos no están funcionando.

Según los términos de la licitación que la Secretaría de Educación Pública emitió el 4 de abril de 2006, la empresa ganadora de la licitación para instalarlos, de nombre Mainbit, tenía que hacerse responsable de instalar los equipos correspondientes: en cada aula, una computadora, el proyector, el pizarrón interactivo, impresora y una fuente de poder.

Sin embargo, tanto Mainbit como la Anadic –Asociación Nacional de Distribuidores de Tecnología Informática y Comunicación, subcontratada para realizar la instalación de los equipos y capacitar a sus operadores– incumplieron el contrato al no dejar funcionando los equipos ni capacitar al personal para operarlos.

Pese a todo, los reportes oficiales de la Secretaría de Educación Pública registran que el contrato sí se cumplió, lo que indica que las empresas han cobrado, hasta diciembre pasado, al menos 819 millones 145 mil 959 pesos por equipos que no están funcionando, entre otras razones porque se instalaron en lugares que no cumplen los requisitos establecidos en las bases de la licitación.

“Ustedes instalen. Les van a entregar una ruta. No importa si la escuela tiene ventanas, si tiene puertas, si tiene protecciones, si hay luz, si tiene techo, si van a instalar en la iglesia, en la escuela, en la casa del vecino, en un jacal o debajo de un árbol. Si hay quien selle y firme, instalan”, fue la instrucción que recibió el ingeniero Kenneth Rosenzweig Espinal, contratado en mayo de 2007 para instalar el equipo en 120 de las 6 mil 843 aulas programadas para desarrollar Enciclomedia en Oaxaca.

La orden provino de la ingeniera Claudia Flores, vicepresidenta de la Anadic, a la que Mainbit encomendó la tarea de contratar cuadrillas de personal técnico.

“La consigna fue reportar todo en operación, sin importar si funcionaba; de lo contrario, no pagaban. Pensamos que estaba exagerando, pero no, no exageró –continúa. Esta fue la primera reunión que sostuvimos con la ingeniera Flores. Nos advirtió que teníamos que instalar a como diera lugar.”

Posteriormente descubrió más anomalías. “Al poblado de Santiago Niltepec –narra Rosenzweig a Proceso– tardé dos días para llegar desde Oaxaca. A veces había que caminar hasta cuatro horas a una comunidad, cargando una planta de luz que la Anadic nos dio a cada uno para instalar. Una vez funcionando, le tomabas la foto, quitabas la planta y te la llevabas para instalar a otra escuela.

“En esa comunidad la escuela era de madera y lámina, con un declive provocado por un deslave. Incluso se habían caído algunas casas. Aquí no había luz. No iba a haber, porque ni siquiera tenían la promesa de ponerla. Dije: ¿en dónde instalo? Pues en la iglesia.”

El templo católico tenía aproximadamente 30 metros cuadrados. Ahí no se imparten clases y por lo tanto no iban a poder utilizar Enciclomedia; “no porque no quisieran, sino simplemente porque sin luz no había forma de usarla”.

“En Santa Catarina me tocó ir a escuelas en medio de la montaña, en donde no existe precisamente un pueblo; se trata de casas aisladas, y la escuela está en medio, sin energía eléctrica. Ahí instalamos”, agrega.

Previendo que esta situación se presentara en unos cuantos casos, Mainbit donó 40 plantas de electricidad, de las cuales al entrevistado le tocó entregar cuatro.

“Instalé las plantas en comunidades en donde me invitaban a comer –recuerda. Agradezco tanto a esas personas... Comíamos dos tortillas con sal; esa fue mi dieta durante varios días, porque tampoco encuentras tiendas para comprar... Diles a esas personas, que se alimentan con tortillas y sal, que gasten 80 pesos diarios en gasolina, porque allá el litro está en 10 pesos; 80 diarios en darle a la planta su gasolina. Es un aparato más para tener arrumbado”.

El gran negocio

Mientras avanzaba en su trabajo, el ingeniero Rosenzweig se percató de que el equipo se renta. Al revisar la licitación se dio cuenta de que “no es específica en ese renglón”.

El 14 de noviembre de 2007, el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) respondió a la solicitud número 000 1100489507, presentada por Rosenzweig, que según la Coordinación Nacional del Programa Enciclomedia “la tarifa (mensual por aula operando) del Modelo Multianual de Servicios (MMS) para el estado de Oaxaca es de 2 mil 780 pesos”.

Ese día el IFAI respondió también a la solicitud 0001100489407, del mismo interesado, que la tarifa de Inicio de Disponibilidad de Aula en Oaxaca fue de “4 mil 170 pesos (igual que en los otros cinco estados que comprende el contrato)”. Esto significa que, sólo en Oaxaca, la empresa contratista cobró 28 millones 535 mil 310 pesos por instalar el equipo en 6 mil 843 aulas.

A otra solicitud que el entrevistado presentó a través del IFAI (la número 000 1100203606I), la Unidad de Enlace de la Secretaría de Educación Pública (SEP) contestó que en la Licitación Pública Internacional 00011001-004/06 se determinó el 31 de octubre de 2006 como fecha límite para el equipamiento de las 23 mil 709 aulas de las escuelas primarias del país que, según datos oficiales, participan en Enciclomedia.

El hecho es que si todas esas aulas fueron reportadas como instaladas y en operación dentro del plazo previsto (lo mismo en Oaxaca que en Yucatán, Michoacán, San Luis Potosí, Quintana Roo, Chiapas y Campeche), quiere decir que la empresa contratista ha percibido 98 millones 866 mil 530 pesos por concepto de Inicio de Disponibilidad de Aula (4 mil 170 pesos por aula).

El hecho de que se reporte como cumplido el contrato implica que se le pagaran a Mainbit 720 millones 279 mil 420 pesos, correspondientes a la tarifa mensual (2 mil 170 pesos) por cada una de las 23 mil 709 aulas que supuestamente funcionan desde hace 14 meses (del 31 de octubre de 2006 a la fecha). Lo cual, sumado al monto por Inicio de Disponibilidad, suma 819 millones 145 mil 959 pesos.

Tan sólo en Oaxaca, el monto por tarifa mensual alcanza los 207 millones 890 mil 340 pesos.

En vista de esos cálculos y “al ver las respuestas de estas solicitudes al IFAI, me doy cuenta de que hay algo extraño. A mí me contrataron hasta mayo de 2007 para instalar 120 aulas que un año antes ya habían sido reportadas en operación”, refiere el ingeniero

En efecto, él fue contratado por la Anadic para integrarse a una de las aproximadamente 30 cuadrillas de técnicos que iniciaron la instalación de Enciclomedia.

Con base en la información que recopiló, Rosenzweig detectó que la empresa incumplió su obligación de instalar y dejar funcionando el equipo. Contratada por Mainbit, la Anadic estableció bodegas “en algunos puntos de Oaxaca, como Puerto Escondido, Tuxtepec, en Miaguatlán del Norte y creo que también en el Istmo”.

El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca convocó hasta esos lugares a los representantes de las asociaciones de padres de familia para entregarles los equipos, y así el traslado corrió a cargo de los padres, no de Mainbit, que como ganadora de la licitación debió correr con los gastos.

“Hablamos de millones de pesos –resalta Rosenzweig; no es fácil transportar 6 mil 843 equipos. No son 10 pesos. En Santiago Niltepec hicieron pagar mil 500 pesos a gente que sólo tiene para comer tortilla y frijol todos los días.”

Instalación tardía

Las necesidades propagandísticas del gobierno federal determinaron que las fechas reales de entrega no coincidieran como las reportadas.

“El gobierno está mintiendo: ante una solicitud de información de otra persona, le entrega un archivo que dice que las 6 mil 843 aulas de Oaxaca se instalaron en la administración de Vicente Fox. Revisé el documento y aparecen las 120 que yo instalé, a pesar de que poseo oficios que comprueban que lo hice después de mayo de 2007”, dice Kenneth Rosenzweig. Pone ejemplos:

El 11 de junio de 2007 están fechados los oficios de entrega de actas circunstanciadas de las escuelas “General Emiliano Zapata”, municipio de Maguey; “Gaudencio Ambrosio”, de Tierra Blanca San Vicente; “Lázaro Cárdenas” en La Conchuda; “Presidente Lázaro Cárdenas”, en Río Granada; “Lázaro Cárdenas”, en San Isidro Miramar; “José Vasconcelos”, de Loma Bonita Loxicha; y “Benito Juárez” en Santa Cruz de las Flores.

Con fecha del 17 de junio de 2007 se formalizó el acta de entrega-recepción de una planta de luz marca Coleman, modelo Powermate Premium Plus, número de serie E20202153B, para uso exclusivo de Enciclomedia en la escuela primaria “Lázaro Cárdenas” (Clave del Centro de Trabajo 20DPB2125E), de San Agustín Loxicha, Pochutla.

Están fechados el día siguiente, el 18 de junio, los oficios correspondientes a las actas circunstanciadas que se entregaron a las escuelas “Lázaro Cárdenas”, en el municipio El Cuapinol; “Luis Donaldo Colosio”, en San Francisco Loxicha; “Narciso Mendoza” en Chilapa, y “Emiliano Zapata” de Llano Paraje. Dichas actas ostentan el sello de revisado de la Anadic.

Rosenzweig Espinal también aporta un expediente de aproximadamente 800 páginas, fechado en junio de 2007, que avala la relación de equipo entregado a las cuadrillas encargadas de instalar las Aulas Enciclomedia MMS.

La entrega del acta circunstanciada a la escuela “Libertad”, ubicada en Santa Cruz Loxicha (con clave 20DPB0753H), aparece en esta relación con la fecha en que realmente se hizo el trabajo: 11 de junio de 2007. Pero el acta circunstanciada de Inicio de Operación de Aulas MMS emitida por la Dirección General de Tecnología de la Información de la SEP, está fechada el 24 de noviembre de 2006.

De igual forma, el oficio de la entrega del acta circunstanciada de la escuela “Doroteo Arango” (clave 20DPB2125E), avalado por la Anadic, tiene fecha del 18 de junio pasado; en contraparte, el acta circunstanciada de Inicio de Operación emitida por la SEP data del 27 de noviembre de 2006.

La SEP incurre en otra contradicción: las actas circunstanciadas de entrega emitidas por la secretaría tienen fecha de noviembre de 2006, pero en su respuesta a las solicitudes de información presentadas por el entrevistado a través del IFAI, afirma que se cumplió con la instalación de 23 mil aulas Enciclomedia desde el 31 de octubre del mismo año.

Así mismo, el acta de recepción en la que se enlista el equipo correspondiente a la escuela “Benito Juárez García”, del municipio Asunción Cacalotepec (clave del centro de trabajo 20DPB1835Y), está fechada el 16 de marzo de 2007 y firmada por el administrador del Centro de Distribución de la Anadic en Oaxaca, Víctor Cruz Cordero, que hizo la entrega.

Rosenzweig presentó al IFAI una solicitud para conocer si Mainbit fue sancionada durante 2006 por incumplimiento, como establece la licitación. En la respuesta se dice que hasta febrero de 2007 se penalizó a la compañía en cinco ocasiones, por un total de 105 mil 628.88 pesos.

“En realidad debió de penalizársele en 2006 porque las aulas no estaban disponibles y operando, dado el retraso que tuvo, y no por el concepto que ponen: penas convencionales por concepto de disposición de equipos e infraestructura del programa Enciclomedia. Este concepto, como tal, ni aparece en el contrato”, acota el entrevistado.

“¿Qué quiere decir esto? Que en 2006 no se penalizó a la empresa; se supone entonces que cubrieron en tiempo y forma las instalaciones. Si ésta no es una omisión grave del gobierno, no sé qué sea”.

El ingeniero muestra documentos oficiales sobre 120 aulas que, según afirma la SEP, estuvieron instaladas a tiempo. También Mainbit, en su página en internet (mainbit.com.mx), difunde que en 2006 instaló 8 mil 647 aulas Enciclomedia en Oaxaca y Yucatán.

Esto es falso, dice Rosenzweig, porque en diciembre de 2007 algunos de sus compañeros instaladores, que terminaron su labor en Oaxaca, fueron trasladados a Yucatán, donde tenían que dejar en operación mil 84 aulas. “Si la SEP desea comprobar esto, es fácil: sólo tiene que hacer un recorrido físico”.

Por lo pronto, reitera, “Mainbit difunde en su página en internet que cumplieron en tiempo y forma. Entonces, están recibiendo la renta desde el año pasado, porque el calendario dice que desde mayo se tenía que instalar. De renta al mes en Oaxaca son poco más de 19 millones de pesos. Incluyendo las (aulas) que no tienen luz, las que están clausuradas y las que todavía no se instalan”.

–¿Se supone que la SEP debió de inspeccionar?

–El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca sabe de esto; es la instancia que avala los pagos a los instaladores.

“Yo me pregunto: ¿Cómo no me doy cuenta de algo tan grande? Pues porque no lo quieren ver. Tal vez pagan miles de millones, y 19 millones de pesos no son nada. Pero, como están las escuelas en Oaxaca, si les das 2 mil 700 pesos durante cuatro meses, los habitantes las dejan en buenas condiciones.”

Datos falsos

“En las fotos que tengo procuraba que no salieran tan feas las escuelas. El pizarrón lo colgaba con alambres porque no hay de donde perforarlo. No puedes perforar la lámina de cerveza Tecate, que es la que usan en las comunidades para construir el aula. El instalador llevaba un solo contacto, que usaba sólo para hacer funcionar el equipo; cuando terminaba, se lo llevaba para utilizarlo en otra aula porque la empresa no daba otro”, dice el entrevistado.

“Cuando llegaba a una escuela me tenían que firmar el acta de incidencias, en la que avalo que el aula cuenta con paredes de adoquín, ladrillo concreto, tablarroca, adocreto o materiales similares... que tienen techo impermeabilizado, acabado de enyesado liso, pintura o directamente del material. Incluso, que las ventanas tienen protecciones, aunque en muchas (escuelas) la orden fue que utilizáramos cinta de aislar para simular los barrotes.”

Hubo escuelas en las que el techo era de lámina y pesaba más el equipo que toda el aula, como en Santa Catarina Loxicha.

“La consigna fue ponerle sí a todo y que el responsable de la escuela firmara de conformidad. Si decía que algo no se cumplía, me regresaban a llenarla de nuevo. Y estamos hablando de comunidades que quedaban a ocho horas de la ciudad de Oaxaca. Hubo compañeros a quienes sí regresaron, uno fue Jacobo Eluani Cabrera.”

A éste se le asignaron 200 aulas, muchas de ellas sin energía eléctrica, en “escuelas en donde la gente caminaba cuatro horas cargando la planta de luz para su instalación y luego la tenían que regresar. Ahí quedaba el equipo como mueble. Esto sucedió en El Porvenir”.

Así mismo, la documentación entregada por la empresa señala que se entrenó a una sola persona por cada aula, aunque el contrato especifica que se debe capacitar al menos a tres.

“Yo procuraba capacitar a una –dice Rosenzweig–, pero mis compañeros me decían que nunca daban la capacitación, y la que daban era cómo se prende, cómo se apaga y ya.”

“En Guelatao, una de las primeras escuelas en que se instaló Enciclomedia, no se ha usado ni una sola vez. En Limoncillo, Zenzontepec, tampoco. Les da miedo, además de que la luz es muy variable y tienen miedo a prenderla porque se les truena”, ejemplifica.

Además, el personal de la Anadic engañó a los maestros y los padres de familia que recogieron los equipos: “Nosotros llegamos a una escuela en donde nada más llevamos la antena; ellos ya habían llevado todo. Cuando les entregaron, los hicieron firmar el documento de recibido, de instalado y de operación del equipo. Engañaron a los maestros”.

En otra ocasión faltaban firmas, y Víctor Cruz Cordero llevó a los instaladores a una bodega de las que instaló la Anadic en Oaxaca (la ubicada en Riberas del Atoyac 129-A, colonia Jardines de la Primavera, San Jacinto Amilpas), donde encontraron varias filas de paquetes.

Eran las actas que habían hecho firmar a los padres y maestros. No tenían datos de la activación satelital y faltaban las fotos. Tenían esos papeles como prueba de que ya se habían realizado instalaciones, por si hacían falta en otras partes.

Ahí estaba el acta firmada por una maestra de Quinicuena, en Santa Cruz Zenzontepec, quien ya había firmado de recibido y de instalado, aunque tardaron meses para entregarle el equipo. “En lugar de la firma de uno de nosotros como instalador, aparecía la del instalador de confianza de la compañía: Víctor Cruz Cordero”. Éste trabaja para Jaime Hipólito, socio de la Anadic.

“Él instaló todo, porque todas las actas que estaban en la bodega estaban firmadas por él”, ironiza el entrevistado. Y concluye: “Pueden decir que miento, pero tengo pruebas de 120 escuelas de Oaxaca que muestran las irregularidades”.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo instale Enciclomediaen varios estados y puedo afirmar que una buena parte de lo mencionado es absolutamente falso, no se cuanto le pagaron por decir tantas mentiras, pero a mi me daría verguenza decirlas.

Anónimo dijo...

Afortunadamente yo estuve presente durante casi todo el proyecto enciclomedia, y lo que vi es que no en todo lugar de Oaxaca ni de algun otro Estado quedo mal instalado pero si habia gente que lucraba con los indigenas tanto padres de familia como profesores abusando de su ignorancia y no se vale pues un programa de tal magnitud academico es para beneficial no para que abusen de esta gente pero en verdad si sucedieron muchisimas anomalias que jamas se corrigieron y mientiendo ante todos los medios informativos pues se dio desde que arranco dicho proyecto en la Cd de Mèx. ademas de la mala participacion de Claudia flores y empresarios burocratas que solo ven por si mismos y por su economia sin importarles nada mas que sus actas firmadas para poder cobrar ellos y nisiquiera pagar a la gente que lo haciamos pues conoci a cuadrilas que despues de estar en campo hace casi 6 meses en Oaxaca a todos nos deben cantidades muy elevadas que ellos ya han desaparecido pues las cobraron desde hace mucho timpo con sus falsas acatas sin terminar asi que amigo comentarista no seas ipocrita y di la verdad ya que apuesto que tal vez tú fuiste de esos de los que se aprovechava de la gente pues a nadie se le pago para decir esto simplemente lo publica una gente que tiene el valor de decir las cosa y actuar humanamente y no decir instalen donde sea y que les firmen...

Anónimo dijo...

un tema muy interesante, pero anonimo numero 1 no quieras tapar las porquerias que se hizieron en el proyecto enciclomedia - oaxaca, la declaracion de el ING es cierta en su totalidad, yo estuve presente en este estado en el proyecto y en efecto hubieron muchisimas irregularidades tanto en el manejo de actas e instalaciones asi como pagos entre empresas y cuadrillas, actas con fecha de instalacion de noviembre de 2006 estaban siendo instaladas en julio de 2007, las ordenes fueron muy claras, "instalen a como de lugar, regresen a oaxaca con las actas firmadas, eso es lo que importa, si es posible hagan que los directores firmen y sellen una hoja en blanco por cualquier error en las actas" algunas de las personas y empresas mas involucradas son :
CLAUDIA FLORES - VICEPRESIDENTA ANADIC
JAIME HIPOLITO - RESPONSABLE BODEGA OAXACA CENTRO Y SOCIO DE ANADIC
VICTOR CRUZ CORDERO - JEFE DE CUADRILLA Y PARIENTE (sobrino) DE JAIME HIPOLITO
DANTE ESTRADA - DIRECTOR DE LA EMPRESA DEAMICRODIGITAL
GUSTAVO GONZALEZ - DIRECTOR DE LA EMPRESA COMERCIAL INTERNACIONAL LOGISTICA Y SERVICIOS S.A. DE C.V.
Estas por citar solo algunas, quieren mas nombres??

Anónimo dijo...

el reportero debe y tiene la obligacion de averiguar de forma concreta y tomando fotos de donde se instalaron los equipos y no dejarse llevar nada mas por puros comentarios, ya que las compañias intermedias son las que lucran con los apoyos que brinda el gobierno

cheche dijo...

yo tambien instale en oaxaca y guerrero , y lo dicho es completamente cierto, pero la culpa total no es de mainbit, es de la sep, a que reverendo pendejo se le ocurrio que seroia buena idea poner computadoras en comuniudades que se sabe no hay luz, en comunidades que no lo `pueden aprovechar por que no tienen una escuela digna, se instalaba de acxuerdo a las instrucciones de la sep.

otro punto es la capacitacion de los maestros, los instaladores no se detenian a capacitar a los maestros, por que los maestros eran unos completos ignorantes, que no podian prender ni una computadora, lo siento, pero de eso los instaladores tienen la culpa, tendrias que dar un curso de computación primero y como de ters meses minimo para los maestro que se niegan a actualizarse , pero que les anvcanta andar armando grilla en oaxaca, cuando son unos completos analfabetas, que me consta, pero este es otro punto.

D dijo...

Leo todos estos comentarios y solo es para reirse. Es obvio que el programa enciclomedia no iba a funcionar. En las primarias de nuestro pais, los niños son mas inteligentes que los maestros. Nuestor presupuesto en educación en poco, los maestros son ignorantes y no actualizados, y agreguemos a todo esto el porcentaje de educadores adictos al alcohol y las drogas. La única manera de cambiar esto es manifentándose. Así crecen los paises, la gente debe manifestarse, exigir al gobierno, ellos trabajan para nosotros, NUNCA será de modo contrario